jueves, 22 de febrero de 2018

Ajustar el cinturón de la mochila portabebés


    Te traigo nueva serie de post en los que vamos a tratar el concepto del tip de porteo

    Los tips de porteo son pequeños trucos o "recetas" que pueden ayudarte a mejorar la comodidad, la seguridad, la colocación del bebé...

    Hace unos meses que una vez a la semana me conecto en directo con la comunidad de A-Brazos para mostrarles cada vez uno de esos tips. Si quieres formar parte de dicha comunidad solo tienes que pedir acceso en el grupo ;)

    Llevo muchos años porteando 'a las espaldas', además de unos cuantos años asesorando a familias, así que tengo bastante información que ofrecer, y he decidido ir grabando en pequeñas píldoras para hacer más sencillas las tareas de aprender a portear y/o mejorar la técnica de porteo.

    Es uno de los recursos gratuitos que me propuse ofrecer a final del año pasado. Y este año, en que quiero también revitalizar el blog, se me ocurrió que podía ser útil traer esos mismos tips por aquí, contándote por escrito ;)

    En esta ocasión te enseño a 
colocar el cinturón de las mochilas
de manera que hagamos el porteo más confortable para el porteador y más fisiológico respecto a la postura del bebé.

    Lo primero en lo que debemos fijarnos es en la altura a la que colocamos el cinturón.
    Es importante que el bebé quede a la distancia de los besos, con lo que si tenemos un bebé chiquitín, el cinturón probablemente vaya por encima de nuestra cintura, bajo el pecho. También ocurre así cuando el porteador es muy alto, aunque el bebé no sea recién nacido.
    Cuando el bebé crece, vamos a ir bajando el cinturón en nuestro torso, pudiendo llegar a cadera, pero siempre atentos a que el culete del bebé quede a la altura de nuestro ombligo o por encima ;)

    Una vez colocado, hay que ajustarlo a nuestro contorno. No debemos dejarlo poco ajustado, porque si hay holgura con el peso del bebé vencerá ligeramente hacia abajo por su parte frontal.
    ¿Sabes cuál sería el problema en este caso? Al vencer, el peso carga directamente sobre la zona lumbar, creando dolor en esta zona si porteamos un rato.
    Te invito a probar, deja el cinturón no demasiado ajustado y coloca a tu bebé, portea un ratito y fíjate en las sensaciones.
    Y después ajusta bien el cinturón, sin que quede espacio entre éste y tu cuerpo, aunque tampoco lo ajustes tanto para que te moleste... ;) Y otra cosa importante en ese ajuste es colocarlo bien recto, en posición horizontal y paralelo al suelo. Ahora sí, pon a tu bebé y siente la diferencia.

    Otro punto importante es dónde sentamos al bebé. No debemos hacerlo por encima del cinturón sino sobre éste, pisándolo. Solemos decirte que coloques el culete del bebé a mitad del ancho del cinturón.
    Con esto nos aseguramos que vamos a tener una bolsa suficiente para recoger culito y muslos y realmente tener las rodillas más altas que el culo cuando basculamos la pelvis.

    Con estos sencillos pasos mejoramos nuestra experiencia porteando con mochila, te lo aseguro.
    Si pruebas, cuéntanos ;)

    Y hasta aquí el post de hoy. Te dejo el vídeo del que te hablaba en el que te cuento todas estas cositas, por cierto, si te gusta mi trabajo, no tienes más que suscribirte a nuestro canal para alimentar mis ganas de seguir con lo que hago y me apasiona, que es acompañar a las familias en su maternidad y paternidad.

    ¡Hasta la próxima!