miércoles, 8 de octubre de 2014

Un poquito de nuestra aventura con el porteo #SICB 2014

¡¡¡Muy buenas tardes familias!!! 

      Este año vamos un poquito tarde, que los últimos tiempos están siendo al ritmo que se puede... Pero estamos aquí para contarte que estamos en la SEMANA INTERNACIONAL DE LA CRIANZA EN BRAZOS 2014 (SICB 2014) y que este año tiene el lema "COMPARTE LA AVENTURA". 

    Te dejamos el link a la web de Red Canguro. Nosotros nos sumaremos mañana al carnaval, ¿te animas? 

       De momento te contamos un poquito más sobre porteo, porque resulta que este fin de semana he estado de formación y he re-descubierto muchas cosas sobre nuestros bebés ;)
Así que voy a comenzar compartiendo mi aventura personal... 

      Yo he porteado porque me ha apetecido, porque nos hemos sentido bien con ello, porque hemos descubierto la parte práctica para el adulto, de llevarles envueltos con una tela y bien pegaditos a nuestro cuerpo. La verdad es que de entrada compré un "megacarro" que nos costó mucho más que todos los portabebés que he comprado después :-D Y al final hemos porteado mucho más de lo que nos imaginábamos jijiji
Pues después de nacer nuestro hijo fue cuando comenzamos a descubrir lo que realmente necesita un bebé... que no son carros, cunas, cambiadores, bañeras, música, chupetes, juguetes, sábanas, zapatitos, ... todas esas cosas es posible que las necesitemos nosotros, los adultos. Pero para ellos, lo básico de verdad, son NUESTROS BRAZOS. No puse los portabebés en la lista, pero también podría ponerlo, porque tampoco son necesarios para ellos, necesitan simplemente nuestro regazo o nuestros brazos, sin más :)

    En nuestros brazos tienen calor corporal, que les ayuda a regular su temperatura, haga frío o calor; tienen contacto, que les ayuda a sentirse seguros, porque eso les hace saber que hay alguien cuidándoles 24 h; tienen movimiento, que para ellos es otro signo de que todo va bien, porque por sí mismos no pueden moverse, así que si se desplazan, es que alguien les cuida; tienen su alimento, en forma de leche materna; tienen estimulación e interacción, gracias a ser llevados en brazos pueden observar el entorno y las reacciones de su cuidador ante sus acciones, sonidos, etc. y eso les trae el aprendizaje que necesitan para su crecimiento. Tienen exactamente lo que necesitan para su supervivencia y crecimiento. 
Además de que el hecho de estar en nuestro regazo incentiva en nosotros una actitud entregada de cuidado, potencia el vínculo y además favorece la seguridad de los padres en sí mismos, valorando su capacidad de cuidado. Aprendemos o conocemos mejor las necesidades de nuestros hijos puesto que estamos mucho más pendientes de cada una de sus reacciones, casi segundo a segundo. Y así es más fácil transitar por el puerperio, os lo aseguro... 

      Y tras haber descubierto las grandes ventajas de algo de lo que disponemos de serie, y que además, es gratis, nos paramos a pensar en cómo puedo estar todo el día con un bebé en brazos? 
Cuando es recién nacido al final puede que te dejes llevar por ese tiempo sin tiempo que te regala tu bebé, y pases horas tirado en un sofá simplemente observándole y acariciándole y oliéndole mientras le tienes sobre ti.
Pero depende de tu entorno, porque en nuestra sociedad cuidar de un bebé no es productivo, y se suele oír a las madres diciendo que no pueden hacer nada... y entonces es cuando un portabebé puede ser muy muy útil ;)
Tanto para este momento si lo necesitas, como para cuando son más grandes y no hay manera de que se queden en el cuco, cuna, carro, sillita, hamaca... porque su continuum biológico les dice que ese no es su hábitat, su lugar. Y tú lo sabes, pero necesitas seguir con otro ritmo. Pues el portabebé puede permitirte algo más de libertad de movimientos


      En nuestro caso, sigue siendo un imprescindible, es cierto que cada vez caminan más, y en ocasiones tiramos de carro, pues mi niña de 2 años va también feliz ahí ya a estas alturas. Pero, sin ir más lejos, hoy hemos tenido un rato de pataleta, llanto, gritos... porque a veces ella saca así sus emociones... y curiosamente no puedo tocarla con las manos, pero acepta que la pegue a mí con el fular (acortando su enfado, pero ha habido tirones y estirones de la tela y se mantiene, más o menos jijiji)
Así nos relajamos ambas... :)






Pues seguimos descubriendo etapas en el porteo. #COMPARTIENDOLAAVENTURA


¿Y tú? ¿Te planteas portear? ¿Porteas a tu bebé? #Compartelaaventura